Buscar este blog

05 julio, 2011

EL PSOE Y LA BANCA


Foto: escolar.net

El PSOE y la banca
Ignacio Escolar @ 6:06 am
escolar.net

Entre esa foto obscena en La Moncloa de José Luis Rodríguez Zapatero con los cuarenta empresarios y las críticas contra la banca feroz de la nueva voz socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, hay tan solo cuatro meses. También separan ambas fechas la mayor derrota electoral que jamás ha vivido el PSOE en democracia y unas movilizaciones, las del 15-M, que aún hoy no valoramos en su dimensión justa. Y sí: hay bastante oportunismo en este giro del PSOE, que intenta ahora marcar distancias con la banca. Sin embargo, es justo reconocer también algunos pasos.

La semana pasada, dos noticias importantes pasaron relativamente desapercibidas. La primera: esa decisión del Gobierno de elevar el sueldo blindado contra los embargos para aquellos que no pueden pagar su hipoteca. Hasta hace unos días, ese mínimo mensual era de 641 euros. Ahora es de 961 euros; 1.350 euros en caso de que se trate de una pareja. Parece un cambio menor, pero la diferencia entre 641 y 1.350 euros es, para muchas familias, la distancia entre la miseria y la supervivencia.

La segunda noticia: el Gobierno también reformará la ley que regula la ejecución de las hipotecas para que el banco, cuando se quede con la casa, tenga que descontar de la deuda el 60% del precio de tasación, en vez del 50% que se aplicaba hasta ahora.

Ambas medidas son probablemente insuficientes en un país donde cientos de miles de familias se enfrentan al terror de los desahucios. Pero lo cuestionable no es que al fin el Gobierno se anime a responder a estos abusos de la banca –el PP incluso ha tildado estas políticas como de “extrema izquierda”–. Al contrario: ojalá den más pasos en esta dirección (y ojalá los hubiesen dado antes).

La Cámara de los Lores
Ignacio Escolar @ 6:06 am
31-MARZO


“España es una democracia secuestrada por las grandes empresas, por una plutocracia mercantilista que ha puesto las instituciones del Estado a su servicio”. La provocadora definición no es mía, es de Roberto Mangabeira Unger, exministro de Asuntos Estratégicos de Brasil con Lula, que pasó por Madrid hace unas semanas. Unger no es ningún revolucionario antisistema. Es catedrático en la facultad de leyes de Harvard –llegó a ese cargo con 29 años, el más joven de la historia de esta universidad– y entre sus exalumnos se cuenta el propio Barack Obama. En su opinión, cuesta encontrar otro país en el mundo –“tal vez Corea”– donde esta comunión entre el poder político y el económico sea mayor; donde se confundan de forma tan evidente los intereses de la élite empresarial con los intereses de todos los ciudadanos.

Unger me contó un ejemplo para apuntalar su teoría: una llamada del rey Juan Carlos a Lula, de viaje en el avión presidencial, para interceder en favor de una de las multinacionales españolas en Brasil. Yo le di otros dos: la ley hipotecaria española y el discreto interés de la mayoría de los medios de comunicación ante la condena judicial al consejero delegado del Banco Santander, Alfredo Sáenz; una noticia que apareció en la portada del Financial Times de Londres, pero que pasó de puntillas por la prensa de Madrid.

No he vuelto a hablar con Unger, pero me imagino su opinión sobre la reciente reunión entre el presidente Zapatero y los grandísimos empresarios. Yo creo que es todo un paso: el verdadero poder español se exhibe en ceremonia pública y opina abiertamente sobre política, no sólo sobre su economía. La tercera cámara del país junto al Congreso y el Senado –la Cámara de los Lores– al fin se muestra a las claras.

1 comentario:

montañés dijo...

desapercibida para algunos supongo, presion social=cambios, pequeños, pero cambios.lo que es ciertisimo es la dificultad de los socialistas de que trasciendan sus medidas positivas, pero eso se explica por los demas contenidos del articulo, la tremenda estulticia del ciudadano medio español ante lo que apunta ese señor y el aplauso continuado al chorizo, bien palpable en valencia.