Buscar este blog

20 mayo, 2013

YO SOY RIAÑO




RIAÑO

Muchos detractores tiene el nuevo Riaño, tanto o más que el viejo, antes de los derribos uno pasaba por los numerosos pueblos del entorno y oía más o menos las mismas expresiones, “son un poco chulos”, “capitalinos”, “vienen aquí y pagan el vino con billetes de 1000 pts”, “no sé que se creerán” etc. La animadversión hacía Riaño y sus gentes llegó a su punto álgido en el momento de su desaparición, cuando en alguno de los enclaves próximos se llegó a celebrar hasta su desaparición.

Riaño tuvo dos “malas suertes”, la primera fue la negativa de Burón a ser el enclave de referencia tras la desaparición de los Señoríos. El nuevo orden a partir de la Constitución de Cádiz le daba a Burón esa prebenda que no quiso asumir, probablemente como apunta Eutimio Martino, por miedo a que esta nueva situación supusiera la pérdida de derechos adquiridos como Merindad.

El caso es que tras la suspensión temporal de dicha constitución, por la vuelta a un breve periodo absolutista, con la nueva entrada en vigor de La Pepa, Burón deja de aparecer como centro comarcal, y aquí aparece la segunda “mala suerte”, Riaño, posiblemente por su posición geográfica, es la escogida para la centralización de servicios para toda la comarca. Este hecho supuso que además del establecimiento de los servicios propios del estado, registro, juzgados, etc., sea también el punto de centralización de servicios privados, bancos, etc., y con ello la llegada gente foránea preparada para llevar a cabo las tareas propias de estos servicios.

La consecuencia de todo esto es el crecimiento de Riaño, aparecen nuevos negocios, hoteles, carnicerías, tiendas de ropa, de alimentación, farmacias, etc., con los que dar servicio a los nuevos tipos de demandas. Los ingresos de la población que hasta entonces eran provenientes básicamente del sector ganadero se ven cumplimentados por los del sector industrial y del turismo en algunos casos, en otros se abandonará la ganadería para depender únicamente del industrial o del turístico.

Poco a poco está gente llegada de fuera y la local va a ir interactuando y como resultado va a surgir una “nueva clase social” desconocida o poco reconocida en la montaña, y esto conllevará a un cambio perceptible en usos y costumbres de gran parte de la población, cambio que no es exclusivo únicamente de Riaño, sino que en Riaño es más notorio.

Podríamos hablar de una tercera “mala suerte” para Riaño, la llegada del Parador Nacional de Turismo, más de lo mismo, más gente foránea, y más sueldos, aunque está vez en el reparto también llega a gentes de otros pueblos vecinos.

Aurelio Rodriguez Puerta, en su reciente publicación Residentes y Resistentes de la Comarca de Riaño, al tocar el tema de Riaño describe perfectamente esa imagen que proyectó Riaño tras un siglo de cambios tan significativos, “…con aires de capitalilla, con funcionarios de corbata, con chicas de zapato de tacón, dependientas, hijas de banquero, de comerciante, telefonisras, que no subían a Hormas, ni a Tendeña, un pueblo con fotógrafo, con cine los domingos…”es esta imagen, (la soberbia y el exhibicionismo  que de ella pudiera emanar),  una de las causas, no la única, de la animadversión hacía el viejo Riaño.


NUEVO RIAÑO

Ya no existe Riaño, ahora es el nuevo Riaño, y aún así, cuando visitas los pueblos limítrofes, sigue siendo tema de tertulia, al menos cuando llega alguien de Riaño, ya no es tan evidente la animadversión hacía los riañeses, quizás porqué ese cambio de usos y costumbres que lo provocó ya esta generalizado y aceptado en el resto de la montaña, pero también el Nuevo Riaño da que hablar.

Lo que más me sorprende de casi todos los comentarios que estoicamente escucho, es la predisposición a comparar el viejo pueblo con el nuevo, no lo acabo de entender, para los de Riaño no hay comparación, ni tan siquiera conceptos comparativos, es como comparar un carro tirado por una pareja de vacas con un tractor último modelo, ¿Cómo no comparemos las ruedas, que coño vamos a comparar?

“Es el pueblo más feo de la montaña”, “Para hacer eso, mejor no hubieran hecho nada”, mejor que se hubieran ido para Boca”, son estas algunas de las expresiones más habituales que se oyen respecto al Nuevo Riaño. Personalmente discrepo de los conceptos en los que se basan estas opiniones. Riaño dejó de ser un pueblo, entendiendo como pueblo un conglomerado de casas unifamiliares mayormente adosadas a las  cuadras y otras dependencias con el fin de facilitar las labores en el crudo invierno, con sus antojanos o pequeñas huertas alrededor, todas ello sin ningún tipo de urbanicidad, con la intimidad de cada familia. El Nuevo núcleo es todo lo contrario, con una urbanicidad regulada por ley, nos guste más o menos. Con espacios públicos y no privados, como los antojanos, viviendas en bloques, habitadas por gentes que aún preservando su intimidad, se han sabido amoldar a convivir en comunidad con educación y respeto para con sus vecinos. Cuadras en polígonos ganaderos alejadas del centro urbano, en fin, parámetros que se asemejan más a una ciudad que a un pueblo, una ciudad en medio del monte.

Pese al dolor por la perdida de Riaño, de nuestras casas, de las relaciones con vecinos que ya nunca volveremos a disfrutar, Riaño era más que un simple conglomerado de casas, Riaño también era Hormas, Las Biescas, Tendeña, Borín, Los Doblos, El Yordas, El Gilbo, etc., Riaño era y es muy grande, y para los riañeses, supongo que igual que para los de Burón, permanecer en el término Riaño o Burón, es de alguna manera “estar en casa”, y esto, al menos para mí, es muy importante. YO AMO RIAÑO.
 
Miguel A. Valladares Álvarez


72 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy sentido y bien argumentado el artículo Miguel. Aunque creo que en la cuestión de urbanismo, no sólo Riaño, toda la Montaña Oriental debía de contar con criterios serios y unificadores, que tuviesen en cuenta aquello que nos llegó por la costumbre y la tradición edilicia montañesa Con los materiales modernos todo eso se puede hacer mejor que antes. De Cistierna para arriba el criterio unificador brilla por su ausencia. Mi pueblo es un claro ejemplo del desastre urbanístico perpetrado por ladrillicidas de todo género. ¿Qué pintan chalets alpinos e incluso alguna casa ibizenca en el Alto Valle del Esla?.
Siro

Anónimo dijo...


Mira que me jode decirlo, pero...

¡Chapó, Valladares!

Bien escrito y razonado. Con "referencias bibliográficas" y todo.

Discrepo también sobre lo de la generalización de la animadversión. No creo que pase más allá del folclore local y ocurre entre pueblos, sobre todo entre los que comparten lindes.

Lo peor de Riaño tras la anegación, quizá sea la ausencia de empuje, como si no se tuviese esperanza. A ello no contribuye, claro está, lo que está ocurriendo en toda España durante el último lustro y medio. Pero no tiene que ver con la política, sino que es una forma de pensar que debe ir con el ADN.

Pero confío en que esa mentalidad negativista, ese no mirar positivamente el futuro que tiene el paisanaje, se pueda cambiar.

Por lo menos, que el buen humor no lo perdamos.

Anónimo dijo...

Con todo mi respeto decir que lo que ocurre en Riaño y en la montaña en general no tiene que ver con las políticas que aquí se han aplicado es de ilusos o al menos de personas amnésicas.

Unknown dijo...

Yo también amo Riaño paisano, creo que cada día más.
Nos vemos por ahí.
Salud.

Anónimo dijo...

Dudo que los adolescentes y jóvenes de Riaño conozcan el Gilbo el Borin, Tendeña, las Biescas,Peña Castiello el Encañao y lo que paso aquí cuando el cierre de la presa. Es más alguno de ellos reivindica la muerte del pueblo antiguo como un signo de progreso...

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo coque hay que cambiar de mentalidad. Si alguien tiene una idea en esta tierra siempre hay alguien que pone cara de aburrido y pregunta ¿ Pa qué?
Ya es un sintoma que cuando alguien expresa su opinión otro, en vez de oponer argumentos, lo califica de iluso o de amnésico.
Riaño sigue siendo el sitio al que voy a comprar carne y fruta, ese clavo que es preciso, el tabaco de mi consuelo y la Revista cuando sale. Y los riañeses no se diferencian de los de mi concejo en nada.

Anónimo dijo...

El problema de animadversión con el viejo Riaño queda suficientemente especificado en tu disertación, Miguel, pero quizá falta contextualizar todo eso en una comarca, ganadera pero relativamente dinámica y donde también se manejaban billetes de mil pesetas con soltura, pero con menos chulería de nuevo rico alejado de la boñiga y, sobre todo, que era la justificación geopolítica de la existencia de Riaño, su razón de existir.

En general, rencillas entre vecinos sin mayor importancia pero perfectamente identificables sociológicamente.

Lo peor ahora con el nuevo Riaño, que ya no es el motor económico de la zona, es que quizá objetivamente se podría decir que es un centro geográfico que incorpora lo que hay alrededor de una gasolinera, la escuela y un centro de salud, como servicios colectivos de toda la Comarca, pese a lo cual no todo el mundo ve con buenos ojos que Riaño se desarrolle adecuadamente debido a la cortedad de miras que genera el aldeanismo ya mencionado, pues, como dije antes, Riaño será indefectiblemente tan grande o miserable como lo sea el resto de la Comarca y, cuando en todos los pueblos que consiguen sobrevivir a duras penas comprendan que Riaño somos todos y los de Riaño entiendan que Riaño es de todos, habremos abierto una puerta esperanzadora al futuro.

El asunto de la escuela es el ejemplo más reciente y casi único en los últimos quince o veinte años. Esperanzador.

Yo amo mi pueblo, pero también amo que ames Riaño.
Eres un lujo para los riañeses, chaval.

Anónimo dijo...

Sobre los aldeanismos y los agravios de unos pueblos contra otros se puede escribir un buen artículo para la Revista comarcal. El caso Riaño- Cistierna desde luego que tiene miga y necesitaría ser explicado por alguien, aquí tiene un buen tema Don Miguel. En los archivos cisterniegos se rastrean malentendidos desde la Dictadura de Primo de Rivera, ya entonces se hablaba de: pantano, correos, telégrafos, juzgado, notarios; algunos de estos apartados en clara competencia entre las dos villas. Las diferencias de Cistierna con Sabero también son interesantes, tristes y dignas de ser comprendidas. Todo lo que nos divide tiene sus causas en: el prejuicio, los malentendidos,la envidia, la falta de dialogo y del respeto mutuo. La Revista en este aspecto realiza una labor impagable al crear un germen de identidad comarcal y de auto -introspección. No somos tan distintos los unos de los otros, ojalá predomine siempre entre todos los montañeses la unión y la aceptación de nuestro pasado común, con sus luces y sombras que de todo hemos tenido.
Siro

Anónimo dijo...

Es un privilegio tener este medio donde poderle echar el ojo a comentarios de semejante nivel.

Anónimo dijo...

¡Que gran trabajo el de la Revista Comarcal.

Rubén dijo...

Creo que como adolescente/joven de Riaño me veo casi en la obligación responder al comentario en el que se pone en duda la implicación y los conocimientos sobre la zona de las nuevas generaciones riañesas. Sepan ustedes que conocemos de sobra el Gilbo, el Borin (el Yordas en mi pueblo), Tendeña, las Biescas,Peña Castiello el Encañao y sobre todo, lo que paso aquí cuando el cierre de la presa.
Yo no conocí ni Riaño "antigüo", ni Pedrosa, ni La Puerta, pueblos de mis padres. Pero tanto yo, como mi hermano y toda la juventud de Riaño ha crecido escuchando historias de nuestros padres, tíos y abuelos y es como si lo conociéramos de haber nacido allí, así que por favor, no caigamos en el juego de dudar gratuitamente.
Espero que esto haya disipado cualquier tipo de duda.
Un saludo y como no, felicitaciones tanto por el blog, como por la revista.

Anónimo dijo...

Tengo que decir que en el antiguo Riaño escuche responder a preguntas de turistas que de Riaño para arriba no había nada que mereciese la pena ver. Y era una respuesta generalizada no de una ocasión.
Con cosas así a quien le extraña que por esos parajes les mirasen mal.

Anónimo dijo...

Pues los riañeses que afirmaban que para arriba de Riaño no había nada que mereciese la pena tenían muy mala baba y demostraban una ignorancia muy atrevida. Pues por encima de ellos estaba la gloriosa tierra de la Reina, la antigua Merindad de Valdeburón y los no menos gloriosos e históricos concejos de Valdeburón y Sajambre.

Anónimo dijo...

Dejemos el tema en paz! Riaño desapareció y punto no hay vuelta atrás ni recordar, que ya nada volverá a ser lo mismo.

Anónimo dijo...

Lo siento compañero, pero este es un tema imposible de dejar en paz, pues hay corazones en los que Riaño (el viejo, el eterno) late todavía. Hay gente que cuando soñamos, el escenario de los sueños aún es el viejo Riaño y eso ni siquiera es voluntario.
Sobre que no hay vuelta atrás... bueno, eso ya se verá. Si se separaron las aguas del Mar Rojo con un golpe de porracha, con bastante menos se puede con ésto.
En lo otro sí llevas razón: nada volverá a ser lo mismo, pero eso pasa también con la semana pasada y ésta, que no son iguales.

Anónimo dijo...

Efectivamente hacían comentarios de ese tipo temerosos de que dejaran de ser el referente turístico de la zona. Y otros más graves sobre el tipo de personas que habitaban esos lugares. Tristemente fue así y eso no se borra de la memoria nunca

Anónimo dijo...

Me alegro especialmente por nuestro interviniente adolescente-joven, que para lo que ventilamos es un hombre hecho y derecho y que además rubrica lo que dice.
Gracias Rubén por dejar claro tu punto de vista, además del arraigo a tu tierra y no olvides que ella siempre te devolverá multiplicado tu cariño por ella.

Anónimo dijo...

Los que critican al nuevo Riaño también aman a Riaño, al menos si lo hacen con respeto. Y para el inefable anónimo anterior, le diré que esta tierra no regala nada gratis y menos el cariño por muy arraigados que estemos a la tierra, la retórica está muy bien para los sermones el día de la fiesta del patrón.

Anónimo dijo...

Sobre el turismo en Riaño existe una anécdota muy interesante del año 1895. El ornitólogo alemán Hans Gadow acompañado de su mujer, recorría los pueblos de la Montaña de Riaño, en concreto los de Tierra de la Reina. Bajan desde San Glorio en caballerías. Riaño al principio le decepciona y más tarde se queda asombrado por los hórreos, el arcaísmo riañés y su etnografía. Se hospedan por unos días en la fonda de un tal Rafael. Pocos días después deciden emprender viaje hacia Cistierna, pide la cuenta y se indigna por lo descarado de su cuantía. Informado el alcalde con un gesto de gran generosidad todo se soluciona, es el mismo alcalde el que pone la diferencia de su propio bolsillo. Y no solo el alcalde, casi todo el pueblo estaba deseoso de subsanar la reputación riañesa comprometida por el fondista Rafael.

Buen alcalde y excelente pueblo.
Siro

Miguel dijo...

Buenas tardes,soy otro joven (en este caso me siento joven con 31 años)que gracias a mi Riaño amado,he podido conocer sitios tan bonitos como La Salsa, Vallarqué,e incluso,he podido disfrutar de un buen almuerzo con queso,chorizo y bota incluida sentado en Prao Barbero. Nunca viví en Riaño pero lo llevo en mi corazón todos los días,quizá por eso me preocupo ,como muchos, de conocer todo el entorno que le rodea. Un abrazo para Rubén,ha escrito un texto más que oportuno,y no es de extrañar sabiendo que éste amigo mío,que no ha tenido la suerte de conocer el antiguo Riaño,es un Riañés de los pies a la cabeza.

Y digo antiguo y no digo viejo a propósito,ya que el pueblo será joven siempre si sigue dando frutos jóvenes ,para los que valen también de espíritu. Ese espíritu renovado que podemos ver en fiestas como la del Capilote,La Matanza,El Cocido o incluso la concentración motera.A lo mejor somos unos pocos dando ruido,pero puedo asegurar aquí que por nuestra parte todo Riañés,de nacimiento o de acogida,o simplemente de fin de semana,somos y seremos consecuentes amando a nuestro pueblo.

Un saludo

Anónimo dijo...

De uno de Burón que tuvo que marcharse de niño: tienes tu parte de razón cuando cuentas la visión que se pudo tener de Riaño en otros pueblos y en otros tiempos, y las críticas al Nuevo Riaño. Pero te aseguro que hoy día yo no percibo ningún resquemor con vosotros, mis amigos de Riaño, mis paisanos montañeses, mis compañeros en la desgracia del pantano. Me ha gustado mucho tu artículo, y desde lejos hoy, desde cerca quizá mañana, te mando un furte abrazo, paisano. Un 10 para la Revista Comercal, un 10 para la valentía y la claridad de los que escribís en ella. ¡¡Viva la Montaña y Viva Riaño!!

Anónimo dijo...

Que pretendeis, que todo vuelva como antes? La gente no quiere trabajar en el campo ni en ganadería... Que queréis lograr? Nada ni nunca volverá a ser igual

Anónimo dijo...

Se comentaba más arriba que los prejuicios son fuente de conflictos y divisiones; también lo es la imagen o imágenes distorsionadas que nuestro propio ego hace de todo lo que está fuera de el. Esto ocurre con las personas y con los pueblos.

Anónimo dijo...

Estupendo artículo y muy acertadas sus reflexiones. En cuanto a las opiniones o comentarios posteriores, pienso que son un reflejo de la pluralidad de opiniones, e incluso actitudes, que existente en y respecto a nuestro pueblo, su pasado, el presente, y su futuro. Subrayo lo de futuro, porque mientras haya gente que ama su pueblo, y tenga ganas de hacer cosas en él, y por él, haberlo haylo.
Pienso que es utópico hablar de futuro en pueblos cuyo presente es ya totalmente agónico, y carecen de los recursos naturales y paisajísticos privilegiados como los nuestros; pero un pueblo, una Comarca, como Riaño, con una riqueza en algunos aspectos de primerísimo orden, no puede resignarse a hipotecar su futuro ni en base a proyectos que, hasta la fecha no son sino pura entelequía, ni aquietándose a una mezcla de fatalidad y pasividad que solo conduce a la apatía.
Me quedo con el amor por su pueblo que destilan la mayoría de los comentarios: ¡¡¡viva siempre Riaño!!!

Anónimo dijo...

Yo pienso que el nuevo Riaño con sus construcciones modernistas lo tenian que haber hecho en lo más escondido de Hormas, donde nadie lo viera, rompe con toda la arquitectura típica montañesa y perjudica la imagen de la comarca

Anónimo dijo...

Hormas dice: por favor no tocar (más)

Anónimo dijo...

Hormas debería dejar de pertenecer a Riaño si se quiere preservar

Anónimo dijo...

Lo de Hormas debe ser un recurso literario, casi todo el mundo sabe que es un enclave medioambiental muy importante. Eso si, muy apartado, por eso me imagino que quiere esconder allí al nuevo Riaño, que la verdad es algo feo y pretencioso.

Anónimo dijo...

¿Y a quién debería pertenecer Hormas?

Unknown dijo...

Con respeto y con la luz dada para poder vernos, avanzaremos.
Saludos amigos y paisanos.
RIAÑOVIVE.com

Unknown dijo...

Riaño, es para mi desde que no existe, todos esos lugares que dices y mucho mas, como también dices, pero, puestos a decir lugares, son todos especialmente desde el muro del pantano para arriba, hasta las aguas vertientes cantábricas, es decir, los puertos que lindan Asturias, Palencia y Santander con Sajambre y Valdeón.
Así lo siento.
Calderos.

Anónimo dijo...

Gracias alpantano de Riaño hay turismo

Anónimo dijo...

La única explicación que encuentro para el anterior comentario: "gracias al pantano hay turismo" es la provocación o la ignorancia que es muy atrevida. Lean el artículo que publicó la Revista Comarcal en el número anterior sobre las afecciones al turismo de la presa para abajo y de la presa para arriba el único turismo es el que se para en el viaducto a tirar una foto cuando hay mucha agua, que cuando baja ni se detienen ante el charcal ranero de orillas deslavazadas.
Que viva el caldero agora y siempre.

Anónimo dijo...

Me podéis decir que queréis conseguir con el vaciado del pantano? Yo no lo entiendo... Es una tonteria

Anónimo dijo...

Investigue usted mismo, lea, siga lo que se está haciendo en otros países con algunos pantanos, piense por si mismo, no por lo que le digamos nosotros








Anónimo dijo...

Desde luego hay uno que si no ve las posibilidadee del vaciado del pantano ....yo al menos le preguntaria cuales fueon y cules son sus beneficios para nuestra comarca.

Y desde luego no es el aumento del turismo como defiende otro.

O es que no vivió en ninguno de los nueve pueblos arrasados....


Saludos para todos los que queremos nuestra comarca oriental leonesa y tambien a Riaño

Anónimo dijo...

Lo único que yo se,es que el pantano no se puede vaciar... Sería una tontería pensar en recuperar los pueblos de antes que ya han desaparecidos.

Anónimo dijo...

Creo que además de los 9 pueblos arrasados total o parcialmente, afectados han sido todos los pueblosf del alto Valle del Esla. El pantano ha fue una hecatombe como no se ha conocido otra en la Montaña Oriental.

Anónimo dijo...


Si no se hubiese construido el ignominioso muro, ahora Riaño sería mayor que Cistierna ¡Que digo que Cistierna! ¡Más que Calahorra! Riaño tendría hasta obispo.

Si no se hubiese inundado el valle, hoy las calles de los pueblos estarían intransitables de la cantidad de paisanos. Habría un IKEA en Burón, un Leroy-Merlin en Boca y un Hipercor en Caín.

El parador de turismo formaría parte del campus de la ULE, el Sol caería por el Gilbo y rebotaría.

Desde Llánaves fluiría el Esla, sin agua, un torrente de leche y miel. Maraña, un paraíso fiscal y La Puerta... la Puerta del Sol de Riaño.

Dejémonos de idioteces. El muro de cemento está para quedarse. Como mínimo cien años (estarán calvos hasta los rapaces de las escuelas que nos quieren cerrar) Asumámoslo.

En mi opinión, no procede llorar por el pasado (muchos llorarían por la vuelta de Franco), sino mirar hacia adelante.

Y follad, hijos e hijas, follad sin límite, que lo que hacen falta son rapaces por las calles de Riaño y de todos los pueblos.

Anónimo dijo...

El nuevo Riaño tambien es encantador...

Anónimo dijo...

Peñacorada dijo:
Así es el pueblo español, desgarrado y esperpéntico como el anónimo que nos dice que hay que mirar hacia adelante olvidando todo lo que ha pasado y pasa.
Señor, el pasado vive en el presente que es ya futuro. Las aspiraciones de los del caldero son muy legítimas, ellos intentan en el presente definir un futuro, y se empieza cambiando de mentalidad, y no viendo imposibles en nada. Follar se folla todo lo que se puede o nos dejan, pero ¿quién alimenta a los rapaces con la que está cayendo?.

Anónimo dijo...

Alimentar rapaces a base de ganadería en Riaño? Valiente tontería...

Anónimo dijo...

Mirar para alante por supuesto; olvidar lo ocurrido jamás.

Anónimo dijo...

Olvidar, no, revolver el fango tampoco.

Anónimo dijo...

Del fango hizo Dios al hombre y hay que removerlo hasta dar con la verdad que es la única que moldea y constituye la esencia de las cosas y del mundo.

Anónimo dijo...

La verdad es que yo no veo que sea una tonteria, ni que sea imposible derribar o demoler la prresa del pantano.

Acaso, no vemos que es ek gran muro que aisla nuestra comarca.!

Cuwndo antes llegabas por la vieja carretera, lo que se habria a los ojis del que entraba en Riaño era la .....la impresionante magnitud de una comaraca toda ella espectacukar.
Algo que ni ocurre en estos momentos.

Desgraciadamente estos que hoy nk ven las bondades de su demolicion, lo haran cuando venga desee instancias oficiales.

Quita el muro y ya veras que no solo vuelven a reverdear los valles, tambien los pueblos.
Pero, eso no interesa a la "" Junta """ que nos gobierna sino tampoco a los secuaces que a traves de sus cargos la legitiman.

Queremos trabajo, pueblos y niños...y turistas

DEMOLAMOS LA PRESA.!

Anónimo dijo...

Demoler la presa seguri que cjesta meos de 1000 millones de euros y seria un beneficio para tida la comarce....

O en su defecto vaciarla. Abrir un gran boquete que impida su cierre y adecuarla como rocodromo y homenaje a la gran mentira que fue y al asesinato de una comara.

Anónimo dijo...

más tontería es la "entelequia" de san jolglorio y ahí siguen dale que te pego con la misma monserga diez años tomasín y compañía

Anónimo dijo...

Ahí le has dao... Asesinato sinónimo muerte. No se puede resucitar. Mejor dejarlo como está.

Anónimo dijo...

No se puede resucitar a los muertos sino se cree. Eso vale por las personas tu , yo y los preteritos.

Pero si se puede resucitar con fe o con hechos una COMARCA ORIENTAL LEONESA. Se puede resucitar y debemos hacerlo no ya para nosotros ( que tambien) sino para los que continuen con nuestra sangre

No soko la deebemos resucitar sink que es nuestra obligacion por todas las atrocidades tanto personales como locales que se han proferido por unos poocos que han engañado y asesinado impunemente


Habra que pelearlo no te quepa ninguna duda.

Anónimo dijo...


DEMOLAMOS LA PRESA.!

¿Vas demolerla tú? Te presto el pico. Y luego avísame para que vaya a verte hacerlo.
Con las ganas que tengo de ver trabajar a otro...



Anónimo dijo...

Peñacorada
Primero hay que demoler las ideas de muchos que piensan que el pantano se hizo para regar el sur leonés.

Anónimo dijo...

Que se va a conseguir con la demolición? Nada.Riaño esta muerto y no hay Dios que lo resucite...

Anónimo dijo...

Como minimo ganaria accesibilidad.

Fundamental.

Ganaria los valles.

Necesarios.

Y a partir de ahí, sumar y sumar beneficios.



Lo que tenemos dese hace treinta años no es mas que mas de lo que vemos.

Anónimo dijo...

Se accede bien a Riaño por todas las vertientes. No se que pretendeis con semejante barbaridad.Invertir millones de euros para demoler una presa? Que quereis,que la gente se burle? Riaño y sus alrededores es precioso.

Anónimo dijo...

Inviable por varias razones:
El coste propio de su desmontaje sería brutal.
Habría más opositores a la demolición que partidarios. Miles.
Las indemnizaciones que se pedirían por lucro cesante serían millonarias. Y no hay pasta para verbenas.
Ningún partido que sea medianamente democrático estaría dispuesto a asumir el coste político.
Y, en último lugar, no me da la gana.

Anónimo dijo...

Peñacorada dijo:
No hace falta demoler, se vacía el agua represada dejando un buen joraco por bajo para que pase el agua y las truchas. El muro se deja como ejemplo de la división de las gentes de León, de la avaricia de algunos y de las mentiras que se dijeron para justificar la muerte de una comarca.

Arriba los del caldero.

Anónimo dijo...

Peñacorada dijo:
¿El lucro cesante es o fue legítimo?. "Serán miles los que se opongan a la demolición"; pues yo le digo que si se globaliza el debate serán cientos de miles los que apoyarán la demolición.

Arriba el caldero

Anónimo dijo...

Primero cobraron y ahora quieren volver...

Anónimo dijo...

Asi me gusta ESTE SR. TAN DEMOCRATICO.

1- "" no me da la gana """"
2- "" es que cobraron """"


Pues sepa usted sr. Democratico que aqui y en nombre de una mentira sse asesinaron personas y comarca.


Espero que se de cuenta que lo unico no reversible son las personas asesinadas ...el resto podemos y debemos recuperarlo

Anónimo dijo...

Cobraron cuando la ominosa dictadura Franquista, por otra parte ¿la tierra donde uno ha nacido y tiene enterrados a sus antepasados tiene precio?.
Ellos han tasado el río Esla por cada segundo y cada minuto que mueve las turbinas de todo lo que se está instalando en el maltratado cauce.
Y algunos dicen que no hay que remover el fango, olvidarse del pasado, cuando los que mamaron de la dictadura de Franco la tienen bien presente y actuante.

Viva el caldero

Anónimo dijo...

Hacer esquí de fondo desde Bachende a Torteros no tendría precio, poder ir a por setas andando del nuevo Riaño a Salio no tendría precio, ver una carrera de caballos el día de Quintanilla
desde la boca de Hormas hasta Pedrosa no tendría precio, ir o venir desde Prioro en 15 minutos no tendría precio, pasar de Torteros a Borín andando no tendría precio, cota 1080 YA.

Anónimo dijo...

Lo que yo pretendo decir es que primero cobraron y ahora que ya no tienen dinerillo quieren hacer movimientos para demoler la presa...eso si que es injusto.primero disfrutar del dinero para luego volver.

Anónimo dijo...

Peñacorada dijo:
Lo que pretende decir ya lo ha dicho. Y también le han dicho, que lo que pagaron no es ni la mitad de la mitad de lo que vale la tierra donde se ha nacido.

Anónimo dijo...


A peñacorada:
No manipule Ud. la palabra "Democracia", por favor. Es tan democrático que a alguien no le dé la gana, como que a Ud. si le dé. Y a mí no me da la gana porque a usted sí ¿O no se puede estar en contra de la "demolición"?
Por lo que respecta a la "globalización del debate", creo que dicho debate no va más allá de unos centenares de personas. Eso sumando los partidarios de la demolición y los contrarios a la misma.
El hecho es que el muro produce beneficios a alguien, y si se derriba ese o esos álguien va a pedir que se le resarza. Y no hay cumquibus, no se si lo sabe.
Por otra parte, el comentarista que ha escrito sobre las indemnizaciones (y con cuyo comentario no estoy de acuerdo) y yo, somos diferentes personas.

Anónimo dijo...

Que aquel chaval que se comio toda una caja de galletas Maria, haya acabado escribiendo esto ...chapeau Miguel!!!
Un petonas.
Maria.

Miguel Valladares dijo...

Buena memoria Maria?, me siguen gustando las galletas.

Anónimo dijo...

Jajaja, no me pongas interrogante . No sabes cuanto me alegro, todo y que creo que como aquella caja ya no hay, hay cosas que nunca cambian. Un besote bien grande,truhan.

Miguel Valladares dijo...

María?
¡todo el mundo tiene mi correo!
Tú no?....

f dijo...

Nooooooop Tu hermana me tiene en el face.

Miguel Valladares dijo...

María Sánchez de Barcelona?

Anónimo dijo...

Jajajaja, si no me han cambiado el pais, si. Cuantas Marias tiene tu hermana? ostras pedrin , se que estoy fea, pero tanto pa que no conoscas mi foto......sniff,sniff.